Beatriz Moreno García


¿Barreras? ¿Para qué? Ellos no las necesitan…
marzo 9, 2009, 10:31 pm
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , ,

El Usuario cede en exclusiva a TUENTI y para todo el mundo los derechos de reproducción, distribución y comunicación pública sobre los contenidos que suministre a través del Sitio Web, así como el de modificación para adaptarlos a las necesidades editoriales de TUENTI, y garantiza además la legítima titularidad o facultad de disposición sobre dichos derechos.

Pues como veis, esta es una de las clausulas de la política legal de nuestro nuevo “amigo” Tuenti.  Abogamos por un mundo interconectado a través de las redes sociales, un mundo en el que impera la necesidad de transmitir nuestra opinión, un mundo en el que todo, digo todo, parece valer, y permitanme que les diga, pero me da pena…

Millones de videos se cuelgan el red, millones de post son leídos por aquellos que acercan a internet, fotos, fotos y más fotos en las que aparecemos, nostros, nuestros amigos, y gente que desconocemos. Podemos acceder a lo que queramos con la grandísima dificultad de teclear cuatro palabras en un buscador. Pero ahora bien… ¿nos beneficia?

Veamos lo que opina Kevin Werbach, profesor adjunto de Estudios Legales y Ética de negocio:

“Una vez dicho esto, hay que puntualizar que es diferente colgar información en un sitio completamente público -como tu propia página web, a la que cualquier persona del mundo puede acceder-, y enviar información a un sitio como Facebook, que es privado y disponible únicamente entre sus miembros”, señala Werbach. “Quién posee la información en dichos sitios es una cuestión muy interesante. La política de la mayoría dicta que son propietarios de cualquier cosa que se les envíe, pero claramente no se les concede el derecho a hacer lo que quieran con esa información. Y existen políticas de privacidad que imponen límites sobre cómo pueden utilizar dicha información. Pero no existe una respuesta sencilla a la pregunta de si la información pertenece al individuo o al sitio”.

La red y las nuevas tecnologías es algo que nos supera y que no podemos controlar, pero que a la vez, parece beneficiarnos. No veo problema alguno en que los periódicos digitales nos ofrezcan la posibilidad de respuesta, feed-back que lo llaman, pero si veo problema en que confundamos que es creible y que no, cuales son las fuentes adecuadas y cuales no, y mucho más hasta donde llegan las barreras.

Y es que en este nuevo mundo donde habitamos, en el cual nuestra voz se va convirtiendo en un rápido teclear, ya no existen las barreras. Este es el mayor peligro de todo esto. No todos, por mucho que queramos podemos ser emisores de contenidos validos, podemos emitirlos, sí, pero no podemos pretender que todos seamos nuevos periodistas, nuevos directores de cine o fotógrafos. ¿Y si eso se pierde?, ¿nos echaremos las manos a la cabeza?

Comunicación horizontal, sí, claro que sí, pero cómo.

Y es que, como he dicho antes, esto se nos escapa de las manos, ya no depende de nosotros. ¿Qué pasaría si hago un documental en el que aparezcan personas sin mi consentimiento realizando actividades ílicitas como prueba de mi hipótesis argumentativa y lo cuelgo en youtube? ¿Acaso seguirán mi rastreo si alguien denuncia el video? No, porque hay miles de videos como el mio, y los juicios se multiplicarian numerosamente. Podrían quitar mi video, pero quizá antes lo hubiesen visto miles de personas, con lo cual, el daño ya está hecho. Lo que yo digo: se nos va de las manos.

A veces, no puedo decir que no, todo este nuevo mundo digital nos beneficia, pero ya pagaremos las consecuencias. No podemos detener el rumbo de la sociedad, porque ésto ya es un hecho social. Somos personas, no se nos debe olvidar y por ello tenemos derecho a la intimidad, pero también derecho a la información y derecho de expresión.

Y con el derecho a la información nos topamos… ¿no es alucinante que los disidentes birmanos nos muestren lo que realmente pasa en su país? Todos debemos conocer esas injusticias, por encima de la ley que las ampara, pero no es justo que queden bajo las fronteras de ese país. Se juegan la vida para que veamos lo que está sucediendo. Además, podemos entender como derecho a la información todos aquellos datos que nos interesen ¿no? ¿y cuál es el límite?

Propongo un cosa: metan su nombre, su número de teléfono, su DNI en google, seguramente se den cuenta de que hay más información de la que piensan…

¿No les da miedo? A mí sí…

Vean, Vean…

Anuncios


Del encerado a Word
marzo 2, 2009, 4:40 pm
Filed under: Uncategorized

Ya no habrá tizas, no habrá encerados, no habrá preguntas en clase, ni tutorías, tampoco habrá libros…

Hace poco más de un año escribí una reflexión acerca de si los ordenadores sustituirían a los profesores, y una vez más me topo con esta pregunta.

No puedo hablar de la realidad de EEUU, ni del instituto Emerson, pero sí puedo hablar del colegio Ntra. Sra. de Guadalupe de Navalmoral de la Mata (Cáceres) y de un profesor en concreto: Jesús Moreno. Profesor desde hace más de 20 años, se ha convertido en el primer profesor en implantar en sus clases el modelo informático. Aprovechando la oportunidad que el colegio le brindaba ha conseguido informatizar todas sus lecciones. La última pregunta que me hizo fue: Bea, ¿qué es eso del tuenti? ¿crees que podría usarlo con mis chavales de clase? Esto es ya una realidad.

En las clases: pizarras electrónicas; en sus casas: ordenadores personales .

En el instituo Emerson , se utilizan las redes como encargadas de formar alumnos más competitivos que puedan llegar a ser un día multimillonarios, pero en el colegio de Navalmoral, se utiliza para formar personas, para crear hábitos de estudio aporvechando estas  innovaciones. Ahí esta, a mi juicio, el gran beneifico de todo esto. No podemos quedarnos en la ambición, debemos adaptar, como bien dice el budista del video que hemos visto, las cosas buenas de la tradición y las cosas buenas de la informática. Por eso, no hay nada mejor, que los chavales vean que no todos los ordenadores que tienen en sus casas sirven para conectarse al messenger, para usar el Tuenti o el Facebook, o para ver películas. Sirven para acercarse más a la cultura. ¿Podrían sustituir a los libros? De hehcho, ya lo han hehcho. ¿Cuántos libros, que no sean de lectura hemos tenido que comprar en los dos años que llevamos en la Universidad? ¿A cuántas tutorías hemos ido para realizar preguntas al profesor? Todo eso ya pasó. Tenemos el e-mail para contactar con ellos, tenemos miles de textos, extractos diversos que con un sólo clic están en tu ordenador.

Hace un par de semanas hablabamos acerca del fin de la prensa escrita, y dedujimos que había claras diferencias en la actualidad entre la prensa escrita y la prensa digital, detallando sus diferentes cualidades y defectos. Hoy no hablamos del fin de la enseñanza tradicional, hablamos de un proceso de adaptación que debe implantarse poco a poco.  He expuesto un caso particular porque creo que ejemplifica perfectamente el uso de los nuevos medios de comunicación en la actualidad, pero estoy segura de que hay muchos más.

La sociedad cambia, los medios cambian, nosotros cambiamos.

 

PD personal: Siempre serás el mejor maestro.



Información sí, pero periodismo no…
febrero 22, 2009, 10:57 pm
Filed under: Uncategorized

Iba tranquilamente sentada en el autobús de camino a casa y ojeando las últimas páginas del periodico del día, cuando me topé con el nombre de Marta. He de reconocer que si no hubiese sido por el hecho de que el artículo se encontrase en la sección “Pantallas”, no me hubiese parado a leer… 

Si no  han leído este artículo,les animo a ello, pues no sólo habla por un caso concreto; en vez de Marta podríamos poner cualquier otro tipo de nombre, de suceso, de lugar… ¿Qué está pasando? ¿Por qué se confunden de tal manera los conceptos? Como bien dice el artículo, no podemos negar que en este caso no haya información, pero, ¿hasta qué punto es periodismo?

Además, como bien dijo el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, no conviene saber tanto, no conviene dar demasidas pistas en pos de lo que puedan hacer futuros asesinos. Pero es que ya no es sólo eso, hablamos de temas más relevantes como la privacidad que van más allá de lo que todos podamos pensar, y con ello quiero hacer referencia a las redes sociales. Estamos habando de un asesinato y a veces nos lo hemos tomado como un juego que está en manos de todos. Miles de eventos que abogaban por la defensa de la justicia, que pedían la condena de estos chicos, y que incluso antes de que todo esto se destapara mandaban sordos gritos de desesperación y de ayuda en la búsqueda de la chica, Eso es todo: sordos gritos que a veces hablan más de la cuenta; y parece una contradicción, pero no lo es. El exceso de información nos aturde muchas veces, y a mi parecer es lo que está pasando. Podíamos buscar los perfiles de los “asesinos”, el perfil de Marta, de la novia del asesino, ver sus fotos, sus comentarios, en los eventos todos hablaban, unos con más criterios que otros, pero daban información al fin y al cabo. ¿y esto es bueno? Vaya pregunta..

 “Los padres de Marta no sabían que en su casa vivían ellos, sus tres hijas y el Tuenti.”

¿Qué lástima no?

En definitiva, creo que se está dando demasiada importancia a un caso como muchos más, y con ello no quiero decir que todos los días mueran chicas de esta manera, pero sí que el hecho de que la información vaya tan rápido, de que las nuevas redes sociales y la disminución de la privacidad se hayan topado con la verdadera información, y con el periodismo, ha influido mucho.

Juzguen por ustedes mismos con el siguiente video… ¿es relevante lo que dice? Por favor, dejemonos de tonterías…

http://mitele.telecinco.es/programas/rojo-negro/66445.shtml

Después de este intento de salvar el poco buen periodismo que queda, intentando, como hizo elpasado miércoles Enric González, separar lo que es periodismo de lo que no, sólo deseo que todo este calvario pase, y que se haga justicia.

 

Fuentes:

Recursos web: Europapress.com; elpais.com; telecinco.com : Rojo y negro; elmundo.com; antena3.com

Recursos impresos: Edición del 18 y 19 de febrero del diario El País



Todos participan… ¿Todos colaboran?
febrero 11, 2009, 9:33 am
Filed under: Uncategorized

“Es el mejor de los tiempos. Es el peor de los tiempos. Todos participan, todos colaboran… La prensa, tal como se la conoce, ha dejado de existir”

¿¿¿Participar… colaborar??? No todo es lo mismo.

Muchos  son los indicios que nos acercan al fugaz exterminio de la prensa, pero a mi parecer, todo ellos caen en un error de base… concretamente el video “Epic 2015“.

Hablamos de participar, de estar todos interconectados, de tecnología, de redes sociales y demás,  pero, ¿quién ha dicho que periodismo sea esto? ¿quién menciona los reportajes, la crítica, el análisis de aquellos expertos de los diferentes temas…?

Nadie

Se aborda la cuestión desde el punto de vista de la inmediatez, del mayor control por parte de todos y hacia todos; un mundo totalmente interconectado pero a la vez más desconectado que nunca.  El periodismo actual es humano, los periodistas salen a la calle y activan sus cinco sentidos para captar toda la información posible… pero el periodismo del que se habla no.

Sería una pena que la prensa escrita pasase a formar parte de una “elite”, o más que una pena, diría yo… ¡un lastre! Y la idea de una sociedad en la que todos aportasemos noticias sería un caos, no habría periodismo realmente, y de la gran calidad de muchos artículos pasariamos a meros “titulillos” o “rumores”. El periodismo no es juego y no hay que tratarlo como tal.

Se dice que los cambios son buenos, pero siempre en su justa medida, creo yo. La privacidad queda completamente anulada ante ese amalgama de datos que la red posee de nosotros, que por unos medios u otros ha conseguido.

Claro que no puedo negar que las personas estarían mucho más informadas si todo lo que reciben en forma de noticias se adecua a sus intereses, pero cierto es que hay veces que no sólo son nuestros intereses los que nos deben incitar a una lectura pausada y reflexiva acerca de lo que pasa en el mundo. Yo, personalmente detesto la economía, y en ninguno de los casos pondría economía como aficiones en mi perfil, pero eso no significa que no deba enterarme de todos aquellos sucesos relacionados con el tema.  Por lo tanto, información personalizada: sí, pero en su justa medida.

Además, ¿dónde quedaría la figura del periodista? ¿abogamos por ingenieros entonces? No podemos obviar el hecho de que el peridista debe estar, en la sociedad en la que vivimos incluso, totalmente inmerso en el mundo tecnológico y de la red, pero de ahí, a que desaparezca su figura hay un gran camino.

Partiendo de la base de que el video es totalmente apocalíptico, algo de lo que todos nos hemos dado cuenta, quizá si tenga un poco de razón, y esa razón da miedo…

Necesitamos periodistas para entender el mundo, necesitamos de la verdad, de los criterios con juicios, de las reflexiones basadas en justificaciones con conocimiento, y permitanme que les diga, pero discrepo un poco en la idea de que las máquinas puedan llegar a hacer eso…

Muy distinto sería que todo esto diese un vuelta en el concepto que nosotros entendemos de red, de periodismo digital, etc. Desde el momento en el que en el periodismo en red existan todos los factores necesarios para hablar de periodismo, todos los avances serán un logro, tanto para la profesión, como para la sociedad en general. Pero esto es una cuestión de pareceres.

Por lo tanto, no todos podemos participar, pero sí colaborar…